Blog

errores que no debes cometer para el cuidado facial

9 errores que no debes cometer en el cuidado facial en tu día a día

El día a día pasa sin que nos demos cuenta: el trabajo, los estudios, las obligaciones y el ocio muchas veces hacen que con las prisas nos olvidemos de esos pequeños detalles que cuidan nuestra piel.  Hay veces que cometemos errores en nuestro skincare sin ni tan sólo saberlo y es tan fácil como hacer pequeños cambios para notar una gran diferencia en nuestra piel de la cara. Por ese motivo, en este artículo traemos 9 errores que no debes cometer para el cuidado facial.

¿Qué no hacer en tu rutina de skincare?

No limpiar correctamente nuestra piel

La limpieza es el primer paso, y uno de los más importantes para empezar con el cuidado facial de la cara. Algunas veces no limpiamos correctamente nuestra piel con agua y jabón o con un tónico facial, antes de aplicar la crema. Esto produce que todos los contaminantes o restos de suciedad no se eliminen correctamente de nuestra piel de la cara y acaben causando irritaciones y obstruyendo poros, viéndose nuestra piel mucho más opaca.

Lavarte la cara con demasiada frecuencia

En el otro extremo hay aquellas personas que lavan la cara con más frecuencia de la que deberían. Es cierto que lavar correctamente nuestra piel ayuda a prevenir el acné y ayuda que los productos se absorban mejor, pero también podemos quitar las grasas buenas de nuestra piel. Estas grasas son las encargadas de hidratarla y mantenerla protegida de los agentes externos. Por este motivo lo recomendable es no lavarse la cara más de dos veces al día.

Suscribete-newsletter-La-Crema-Facial-Natural

Dejar nuestra piel desnuda después de limpiarla

Es muy importante que después de limpiar nuestra cara la hidratemos con nuestra crema cosmética natural, ya que hemos arrastrar algunos de los hidratantes naturales. Estos hidratantes protegen nuestra piel de los agentes externos, y reponiéndolos con nuestra crema estaremos recobrando la capa protectora.

No tratar nuestra piel delicadamente

La piel de la cara es un área de nuestro cuerpo sensible y delicada. Por este motivo debemos tratarla con suavidad. Muchas veces por las prisas nos olvidamos de esto y tendemos a frotar agresivamente con la toalla para secarla o al remover el maquillaje. Este es uno de los errores que no debes cometer para el cuidado facial más fácil de evitar ya que causa irritación y deja  al descubierto nuestra capa protectora y está más sensible a agresiones externas.

No tratar nuestra piel delicadamente

No hidratar el cuello y el escote

Tendemos a focalizar nuestra atención a la cara, pero el cuello y el escote son también muy importantes mantenerlos correctamente nutridos e hidratados, ya que con el tiempo también pierden la elasticidad y firmeza. ¡Debemos cuidarlos con el mismo amor!

Dormir maquillada

Las prisas son nuestras principales enemigas en nuestra rutina facial, y en este caso también lo es la pereza y el cansancio para desmaquillarnos al llegar del trabajo, de una fiesta o una salida con amigas. Al dormir con el maquillaje no dejamos respirar libremente nuestra piel, se tapan los poros con el sudor y otros agentes químicos de los contaminantes externos y del mismo maquillaje. Con esto lo único que conseguimos es tener más brotes de acné e imperfecciones.

Usar demasiados productos

Muchas veces nos dejamos asombrar por la infinitud de beneficios de los productos de nuestra rutina de cuidado facial. Pero algunas combinaciones de ingredientes o activos pueden no ser buenas para nuestra piel, causando irritaciones y rojeces, aunque por separado sí lo sean.

usar demasiados productos

Usar productos incorrectos para nuestro tipo de piel

Hay productos que no van bien a nuestra piel, aunque a otras personas les funcionen de maravilla. Por eso es tan importante saber qué tipo de piel tenemos y cómo debemos cuidarla. Muchas veces también tendemos a creer que si nuestra piel es con tendencia grasa no debe ser hidratada, ¡y es todo lo contrario! Sólo debemos escoger el producto adecuado para lucir una piel radiante.

Olvidarse del protector solar

Por último, y no menos importante, en nuestra rutina de cuidado facial es el protector solar. Es muy común (y a la vez muy preocupante), ya que la cara es una de las zonas que está más afectada y expuesta por los rayos UV. Estos, afectan directamente a las células de nuestra piel de la cara, las dañan y producen envejecimiento prematuro y aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel.

¿Qué hacer para cuidarse la cara?

Teniendo todos estos consejos en cuenta lo mejor que podemos hacer para nuestro cuidado facial de la cara es tener una rutina de skincare para que nuestra piel reciba el mejor cuidado en todos los sentidos.

En esta rutina de cuidado facial debemos lavarnos la cara con suavidad, aplicando los mejores ingredientes en nuestra piel sin abusar de muchos cosméticos. La Crema Natural es perfecta para cualquier tipo de piel, especialmente para aquellas más sensibles y atópicas, sin olvidarnos del cuello y el escote, y de la protección solar al salir.

La-crema-natural-banner

Con La Crema Natural notarás como tu piel te lo agradece, mejorando día a día i [R]evolucionando tu cuidado de la piel de la cara con el mejor producto.

Compartir con

Deja una respuesta

Comience a escribir y presione Entrar para buscar

Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia al usuario. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de Privacidad